22 de marzo de 2017

Mi opinión del libro "Embarazo y parto. Todo lo que necesitas saber para torpes"


Recientemente y por motivos que no vienen al caso han caído en mis manos ciertos libros relacionados con el embarazo y el parto y…¡lo siento! No me he podido resistir a ojearlos y echar un vistazo para ver si explicaban algo sobre la lactancia materna (porque no todos los libros sobre el embarazo se “molestan” en encontrar importante la descripción del post-parto y el inicio de la lactancia).
Algunos de estos libros no los conocía previamente y me han sorprendido para bien. No son los típicos libros sobre embarazo y parto que reseña todo el mundo, así que me vais a permitir que me desvíe mínimamente de la línea del blog para hacer mis propias reseñas.
¡Empezamos!
 El primer libro que quiero reseñar es "Embarazo y parto. Todo lo que necesitas saber para torpes", del mismísimo Emilio Santos Leal, y con ilustraciones de Forges (Anaya).
Aunque por el título y los dibujos esperes una patochada con poca miga, el autor ya es índice de calidad: Emilio Santos Leal es un famoso ginecólogo (y psiquiatra) madrileño que atiende partos domiciliarios, un viejo conocido de las mujeres madrileñas partidarias del parto en casa. Así que ya podeis intuir cuál es la filosofía que subyace bajo todo el libro…
Pero mirad la dedicatoria.¡No me digáis que no es un amor!
 “Este libro está dedicado a mi madre, a la de mi hijo y a todas las madres. El sistema nos trata a todos como torpes. A las madres, está claro: demasiado torpes como para entender lo que está pasando en su cuerpo, asumirlo y decidir. Y a los padres, sin duda: demasiado torpes como para cuidar, educar y administrar, convertidos así en meros proveedores. Dedico este libro también a mi padre y a otros los padres. Y a mi tesoro, Sergio."
Así que ya veis que dispara con bala: reivindica el papel de las mujeres en su parto y el papel de los hombres como padres y no acompañantes. No digáis que no dan ganas de leerlo…

El libro es muy completo en todo lo que respecta a la descripción del proceso de embarazo y el parto, y por supuesto incluye un apartado suficiente sobre los inicios de la lactancia materna. Sólo le falta escribir un libro de “lactancia materna para torpes” porque parece que para dar el pecho necesites un máster cuando es tan sencillo como decir: “se mete la teta en la boca del niño y la naturaleza hace el resto” (filosofía Carlos González, en definitiva).

Al ser español el autor tiene la ventaja de que describe las pruebas que se hacen durante el embarazo y los procedimientos usuales que se realizan en los paritorios a la usanza española, no como ciertos librejos que tuve la mala idea de comprar y que pronto revendí...




Son libros muy "reputados" entre las partidarias del parto natural, pero me decepcionó: no sólo  incluye escasa información “científica” sobre el embarazo y el parto (y encima reflejada de forma un tanto pueril) si no que se centra principalmente en el modelo holandés de "parto no hospitalario salvo que suceda algo" y está repleto de testimonios personales que para mi gusto, sobran (yo soy de las que opina que tanto las historietas idílicas como las espanta-preñás son perniciosas para crear falsas perspectivas en la futura madre).

Ni qué decir tiene que el libro de Emilio Santos es crítico con las episiotomías y precavido con las consecuencias que puede tener pedir la epidural (iniciar una cascada de intervenciones médicas que más que ayudar interfieren en el proceso de parto). Asume como cotidiano atender partos de nalgas por via vaginal, sin darle importancia a las “normas sacrosantas” que se llevan ahora: que la madre sea multípara, que el feto no sea muy grande, que venga en nalgas puras…
Hay un capítulo entero dedicado al parto en el agua y al parto en casa, con fotos enormes, retratándolo con naturalidad.
La descripción de las fases del parto desde la perspectiva de la madre son muy graciosas “fase me cago”, “fase me parto…” y se nota que "sabe" lo que es un parto vaginal normal (aunque sea un hombre!!). 

La parte dedicada a la lactancia, que es lo que interesa para el blog, está en la onda de Carlos González de que casi todas las madres pueden dar el pecho si la madre está confiada y bien asesorada por el personal que la asiste…Obviamente no es tan extenso como en un libro dedicado en exclusiva a la lactancia, pero se agradece un libro de embarazo que se detenga en los loquios, las primeras tomas y las necesidades afectivas de la nueva madre.

En la parte negativa, hecho de menos (para variar) un tratamiento más exhaustivo de los embarazos y partos gemelares y de los partos por cesárea.  Si cada vez son más, ¿por qué se les sigue viendo como algo raro y ocasional? Aunque los partos realmente complicados son minoría, ¿qué pasa con las que pertenecemos a esa minoría? ¿Acaso somos invisibles?
También me ha llamado la atención que sea tan crítico con la diabetes gestacional, apuntándose a la escuela de los que niegan que sea una entidad médica que merezca ser tenida en cuenta…
Quién sabe si en los años venideros los obstetras del futuro dejarán de hacer la curva de glucosa y simplemente pondrán a todas las embarazadas a dieta baja de carbohidratos…Porque no puede ser puesta como excusa para encasillar a la embarazada como de alto riesgo sin más…
Por otra parte los dibujos de Forges son un poco sosos y repetitivos…

Sin duda es un libro que recomiendo comprar o regalar (si la futura madre es partidaria de un parto respetuoso). Destila conocimiento de primera mano, humor y una visión "masculina" amable. Mucho más que grandes best-sellers como ese que he comentado antes o el imbatible “Qué se puede esperar cuando se está esperando”, que vale, es muy completo pero sieso, poco “españolizado” y algo superficial en algunos aspectos (como en no subrayar que en España sigue siendo difícil librarse de una episiotomía, no es la intervención esporádica que pretende hacer creer).



Como quien no quiere la cosa he "reseñado" tres libros…¡en los siguientes post comentaré un par de ellos más!

¿Alguien ha leído "Embarazo y parto. Todo los que necesitas saber para torpes"? ¿Cuál ha sido vuestra impresión?

Y como colofón (estoy que lo tiro), un cuarto libro, también relacionado con el parto (y en parte la lactancia natural) pero desde la perspectiva evolutiva y antropológica; para las que quieran culturizarse aprendiendo por qué el parto humano es como es. Tranquilas, no es nada ladrillo.


¡Que disfruteis de la lectura! No olvides comentarme vuestras impresiones...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un blog se alimenta de los comentarios de sus lectores. Admito comentarios anónimos, pero ruego respeto y comprensión hacia las opiniones de los demás. ¡PAZ Y BUEN ROLLITO!